Make your own free website on Tripod.com
GRUPO ACATZINGO TULYEHUALCO SUR
A.A. Y EL ALCOHOLISMO

Home

A L C O H O L I S M O
N E U R O S I S
¿QUE SON LOS GRUPOS DE 4° Y 5° PASO?
EXPERIENCIA ESPIRITUAL
EL PUNTO DE VISTA MEDICO
LA PERSPECTIVA RELIGIOSA SOBRE A.A.
EL APADRINAMIENTO
TRES LEGADOS
LOS 12 PASOS
LAS 12 TRADICIONES
¿QUE ES A.A?
¿QUE ES LO QUE NO HACE A.A.?
EL NACIMIENTO DE A.A
HISTORIA DE A.A. EN MÉXICO
DIRECTORIO GRUPOS DE 4° Y 5° PASO
¿ERES ALCOHOLICO ?
A.A. Y EL ALCOHOLISMO
A.A. EN EL MUNDO
LITERATURA DE A.A
ENFERMO EMOCIONAL
* C O N T A C T A N O S *
D R O G A S

ALCOHOLISMO

ddd.gif

El alcoholismo ha sido considerado como una enfermedad incurable, progresiva y mortal por la Asociación de Médicos de los EE.UU. (American Medical Association) así como por la Organización Mundial de la Salud, que afecta no sólo al adicto sino también la vida de todo aquel que se encuentre a su alrededor.

Ciertamente el alcoholismo es una enfermedad que es progresiva y que no se puede curar, pero al igual que algunas otras enfermedades, se puede detener. La enfermedad representa la combinación de una sensibilidad física hacia el alcohol y una obsesión mental por beber que, sin importar las consecuencias, no se puede romper sólo con fuerza de voluntad.

Una vez que el consumo de bebidas es fuerte y frecuente se produce tolerancia, es decir, el organismo requiere una mayor dosis de alcohol para obtener las mismas sensaciones. A esta necesidad de incrementar la cantidad de bebida la podemos llamar alcoholismo y, cuando este se presenta, existen grandes dificultades por detener el consumo cuando se empieza a beber.

El alcohólico pierde el control de la bebida originando reacciones y comportamientos negativos, por lo que se le considera un enfermo que pone en riesgo su salud física y mental así como su relación familiar y social. Muchos alcohólicos que son incapacesde dejar de beber piensan que son moralmentedébiles o que quizá tienen un desequilibrio mental. Cuando el alcoholismo se ha presentado no existe perversidad moral acerca de estar enfermo.

En esta etapa, la libre voluntad no se encuentra presente, el que sufre ha perdido ante el alcohol el poder de decidir, lo importante es enfrentar los hechos de la propia enfermedad y aprovechar la ayuda que está disponible con el firme deseo de recuperarse. El criterio de A. A. es que los alcohólicos son personas enfermas que pueden recuperarse si siguen un sencillo programa que ha demostrado tener éxito para más de dos millones de hombres y mujeres. La experiencia demuestra que el programa de A. A. funcionará para todos los alcohólicos que son sinceros en sus esfuerzos por dejar de beber y que, por lo general, no funcionará para aquellos que no tienen la certeza absoluta de que quieran hacerlo.

acatzingo4y5paso@hotmail.com